Libros

  • Marketing educativo. Cómo comunicar la propuesta de valor de nuestro centro
    Para definir la estrategia de marketing de un colegio es necesario previamente tener claros sus objetivos. Más allá de la misión genérica de educar, cada centro educativo tiene un propósito propio que caracteriza su actividad, determina el público al que se dirige y, en muchos casos, se expresa en su ideario. La diferenciación se produce en el ámbito del estilo educativo, la forma de ser y de enseñar, lo que constituye el producto aumentado, con unos atributos determinados que lo hacen distinto y cuya piedra angular es el buen hacer de su equipo directivo, del profesorado y del resto del personal que conforma esa comunidad educativa. Pero la experiencia de usuario, en este caso alumnos, padres y familiares en general, se construye cada día, por lo que es importante enriquecer el servicio con elementos diferenciadores: un trato personalizado cordial y eficaz, la inclusión de metodologías innovadoras, la mejora de las […]
  • El pasado es nuestro futuro
    La mayoría de las veces, un libro te atrapa por la historia o porque conectas con el protagonista de una forma extraña. En muy pocas ocasiones, porque descubres unas frases o párrafos que te tocan todas las fibras al sentir que recogen la esencia de una verdad absoluta difícil de explicar y esas frases lo hacen con una facilidad asombrosa. Esto último me ocurrió este verano al leer el libro Tierra de campos, de David Trueba. Algunas de esas líneas fueron las siguientes: “Hay pasado por todas partes. El pasado está posado sobre nosotros como el polvo sobre los muebles. Hay pasado en el presente y hay pasado en el futuro. Impregnado, agarrado, diluido, difuminado, mezclado, empastado, desenfocado. Hay pasado en el recuerdo, en el gesto, en los rasgos, en las frases por decir, en las soluciones. Hay pasado en la imaginación, que a veces es un proyector de experiencias […]
  • Risas y aventuras en la nieve: Tania Val de Lumbre
    ¿Quién es la chica que baja rapidísimo en ese trineo? ¡Ah, vale! ¡Es Tania! Es una chica divertidísma de nueve años, que no para de reír y pasarlo bien todo el día. En el pequeño pueblecito noruego de Val de Lumbre –por cierto, ¿dónde está Noruega?-, Tania es famosa por ser un auténtico terremoto. Nunca puede estar quieta. Si te asomas a la calle, seguro que la reconoces rápidamente, porque entre una manta enorme de nieve blanca se ve perfectamente su pelo pelirrojo y lleno de rizos como los de un león, entrando y saliendo alegremente de las casas del pueblo, corriendo, saltando o deslizándose por la nieve desde el Cerro Chico. Y aunque Tania es la única niña del pueblo, nunca está sola. Tiene dos grandes amigos con los que no para de jugar: Geir la gaviota que viaja sobre la cabeza de Tania, y Gunnvald, su vecino de […]
  • James Moriarty, el malo malísimo que no siempre fue malo
    Seguro que si escuchas el nombre de Sherlock Holmes, sabes de quién estamos hablando, ¿a que sí? Un viejo e intrépido detective inglés famoso por destapar con su enorme inteligencia, los más famosos casos y enigmas criminales, acompañado de su fiel e inseparable amigo el Doctor Watson (sí, el de “Elemental, mi querido Watson”). Bueno, si te gustan las historias del detective Holmes, sabrás que tenía uno de esos que llamamos “archienemigo”, cuya única meta en su vida era destruir a Sherlock Holmes y hacer todo el mal posible a sus semejantes. Esa persona era el profesor James Moriarty, que también tenía un inseparable esbirro con el que realizaba todas sus fechorías: el malvado Sebastian Moran. Lo que mucha gente no sabe es que Moriarty no siempre fue un malo malísimo. Y de eso va ésta y otras más historias del joven Moriarty: un conjunto de pistas para descubrir por […]
  • Una aventura puede empezar con… ¡una moneda!
    ¿Te imaginas ir a Estambúl de turismo y acabar metido en problemas con un rico aristócrata y una antigua sociedad secreta? Pues eso es lo que le ocurre a Giovanni, un muchacho italiano que acompaña a sus tíos a Turquía para comprar alfombras. El viaje no iba nada mal hasta que, un día, antes de volver a casa, sus tíos le regalan un souvenir: una cajita con una moneda de oro. Y a partir de ahí comienza su aventura, porque Giovanni no es que sea tampoco un chico tranquilo. Le encanta saltar, correr y sobre todo… ¡descubrir secretos y resolver enigmas! Así que no es raro que al final Giovanni acabe siendo perseguido por los caballeros de una orden caballeresca olvidada en el tiempo y un extraño y rico hombre con un pasado nobiliar algo oscuro. Entre robos y encerronas en conventos medievales y las playas de la Costa Azul, […]