La Escuela de Verano SAFA reúne en Úbeda a 430 profesores

Alumnos de Valladolid y León en el Camino de Santiago
9 julio, 2018
“Nuevos retos educativos para la transformación social”, formación de la Zona Norte de Educsi y Alboan
10 julio, 2018

La Escuela de Verano SAFA reúne en Úbeda a 430 profesores

La Fundación Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) y la Fundación Loyola han inaugurado esta semana la XXXVI edición de la Escuela de Verano con la participación del Secretario General de Educación y Formación Profesional de la Junta de Andalucía, D. Manuel Alcaide Calderón, el Director General de las Fundaciones, D. Juan Pablo Rodríguez Gutiérrez y la Directora del Área Educativa, Dª Yolanda Baquero López.
Durante 15 días, 430 profesores de los centros jesuitas de Andalucía, Extremadura y Canarias de todas las etapas educativas se dan cita en un encuentro formativo y convivencial que profundiza en la dimensión académica, con cursos sobre metodologías activas, Gamificación, Entrenamiento del pensamiento en el aula, Proyectos de sostenibilidad en centros educativos, Debate, Robótica y Proyectos STEAM, entre otros.
Algunos de los cursos se dirigen a etapas educativas concretas, como la Formación Profesional Básica; a áreas de conocimiento específico, como la enseñanza de idiomas o música, así como a diferentes perfiles profesionales, con formación y tutorización de nuevos profesores.
La dimensión de sentido tiene un lugar destacado en la Escuela de Verano, en la que se dedican espacios y momentos de reflexión y aprendizaje para atender a los desafíos de la misión pastoral de los educadores y la labor de acompañamiento en los procesos de crecimiento y profundización de vida de los alumnos.
En esta edición se han entregado los I Premios Ítaca, que destacan el trabajo de innovación pedagógica realizado a lo largo del curso académico para propiciar aprendizajes útiles y significativos, atender los diferentes estilos de aprendizaje y necesidades específicas de apoyo educativo del alumnado, así como incorporar a la práctica docente nuevos medios e instrumentos de evaluación.
Con estos premios, además, se da una mayor visibilidad a buenas prácticas educativas que pueden servir de inspiración en otros contextos educativos.