Presente

Las palabras no son para hacer daño / Words Are not for Hurting
12 diciembre, 2017
Jornada informativa sobre FP Dual en la Cámara de Comercio de Málaga
15 diciembre, 2017

Presente

Queda poco para terminar el trimestre. Pero en nuestro particular calendario escolar, ese poco supone, en realidad, un montón de cosas: exámenes, notas, estándares, evaluaciones, recuperaciones… Más exámenes, visitas, campañas, festivales, indicadores… Y, en medio de todo esto, la difícil tarea de ayudar a nuestro alumnado a tomar conciencia de su realidad después de estos primeros meses; hacer revisión de su momento personal y acompañarle a encontrar estrategias que le ayuden a mejorar. Benditas y esperadas vacaciones de Navidad!!! Y en estos días vuelve a ponerse de manifiesto la poca contemporaneidad de buena parte de nuestro alumnado. En el cerebro de algunos de ellos parece que está puenteada la conexión entre la experiencia del pasado, la vivencia del momento presente y los deseos del futuro. Apenas dejan reposar su aprendizaje en el estado intermedio. Parece que viven presos de su pasado; aferrados a la liberación que les proporciona la huida hacia el futuro. Para ellos el momento actual se reduce al tránsito entre ambos estados. No se conceden el tiempo necesario para ver y oler el poso que queda. Dicen que lo viven todo intensamente y aprenden la lección pero no tardan en olvidar. Enseguida ponen el ventilador en marcha. No son capaces de analizar un presente determinado, en gran medida, por las decisiones del pasado; por lo que no han hecho a tiempo, por lo que le han dicho a alguien, por todo lo que han trabajado… Sin centrarse en por qué han llegado a esa situación ven su tabla de salvación en la proyección hacia un futuro que consideran incierto y en el que, a menudo, se presentan como fantasmas su insatisfacción o el miedo a que se repitan los mismos resultados. Queda el consuelo de ver que, en estos días, hay algo más de silencio y reflexión en la revisión final del día. A estos nos debemos especialmente, a los que tienen que de darse cuenta del eco que tendrá en su futuro el momento presente. Ojalá sea lo antes posible y no tengamos que esperar otros tres meses.

Pablo Carlos Giménez

Colegio El Salvador

Zaragoza