Cuidar y escuchar: Curso de acompañamiento pastoral en Salamanca

Zapatos rojos en el Kostka de Santander
El colegio Kostka de Santander protesta en el día contra la violencia sobre la mujer
26 noviembre, 2023
Intercolegiales en la zona norte: encuentro y espiritualidad en Logroño
29 noviembre, 2023

Cuidar y escuchar: Curso de acompañamiento pastoral en Salamanca

Docentes de Educsi dispuestos a acopañar a nuestros estudiantes

El papa Francisco recuerda en Evangelii Gaudium que “Más que nunca necesitamos de hombres y mujeres que, desde su experiencia de acompañamiento, conozcan los procesos donde campea la prudencia, la capacidad de comprensión, el arte de esperar, la docilidad al Espíritu, para cuidar entre todos a las ovejas que se nos confían de los lobos que intentan disgregar el rebaño. Necesitamos ejercitarnos en el arte de escuchar, que es más que oír. Lo primero, en la comunicación con el otro, es la capacidad del corazón que hace posible la proximidad, sin la cual no existe un verdadero encuentro espiritual”.

Por tanto, en la red Educsi, desde hace unos cuantos años intentamos impulsar y reforzar el acompañamiento espiritual entre nuestro alumnado. Por ello, la semana pasada en el Centro de Espiritualidad de Salamanca tuvo lugar el curso de acompañamiento pastoral, dirigido por el David Cabrera sj -jesuita y sacerdote y psicólogo y experto en acompañamiento-.

Visita a la Salamanca ignaciana

A lo largo del curso, cerca de treinta docentes de nuestra red de colegios han explorado las herramientas psicológicas y espirituales para el acompañamiento, así como el modo de llevarlo a cabo en sus respectivos centros.

En estos días, además y tal y como ocurre en otras formaciones, también se ha dispuesto de algo muy valioso: tiempo para crear comunidad entre los docentes y para hacer un paseo contemplativo por la Salamanca ignaciana.

Ojalá esta formación, como tantas otras, sirva para potenciar el acompañamiento con y para nuestros estudiantes, y sobre todo para que nuestros centros se conviertan en lugares que propicien un verdadero encuentro con Dios.