Días de pausa en Taizé

La labor educativa de Radio ECCA reconocida en el 43 aniversario de la Constitución
15 diciembre, 2021
Punto y seguimos. La vida puede más
17 diciembre, 2021

Días de pausa en Taizé

A finales de noviembre, 166 alumnos de Bachillerato de varias escuelas de la red Jesuïtes Educació, acompañados por 13 educadores viajaron a Taizé, en Francia, para compartir una experiencia de cinco días con la comunidad de Taizé.

Fueron unos días para detenerse, tras las inquietudes vividas por los exámenes trimestrales, rezar, acercarse a Dios y tomar impulso para el segundo trimestre, explican en la web de la escuela Jesuïtes Lleida – Col·legi Claver, uno de los centros que participó en esta experiencia, con una veintena de chicos y chicas de segundo de bachillerato acompañados por Lluís Argila, jesuita y profesor de la escuela.

La experiencia se centraba en compartir cinco días con los hermanos de la Comunidad de Taizé (comunidad ecuménica situada cerca de Lyon). Una propuesta que supone un reto para el alumnado y le invita a descubrir quién es, más allá de lo que hace y cómo descubrir a Dios en su entorno y su vida.

Durante estos días el grupo de chicos y chicas de las escuelas de Jesuïtes Educació tuvieron la oportunidad de participar en diversas dinámicas de espiritualidad y en las oraciones comunitarias donde, al son de los cánticos tan reconocidos en todo el mundo, pudieron hacer el necesario silencio para estar a la escucha del interior.

«Todo esto lo vivimos en un ambiente de comunidad y fraternidad», explican. Cabe destacar el hecho de ser una experiencia compartida entre alumnos de las diversas escuelas de la red, que permitió conocerse y crear comunidad.

Esta propuesta supone un reto para el alumnado porque le lleva a descubrir quién es, más allá de lo que hace, dándole posibilidades para que vaya creciendo desde el interior pero también porque le propone una fe cristiana actualizada, una fe que comienza en (con, por) el encuentro personal con Jesús y genera el deseo de formar parte de la construcción de un mundo más fraterno y en armonía con la naturaleza.

Ésta es una de las llamadas experiencias de sentido que propone Jesuïtes Educació. De acuerdo con la educación integral que buscamos, establecemos conexiones entre los conocimientos, los escenarios de aprendizaje y las experiencias que fomentan procesos de crecimiento humano y espiritual.